Crear un programa de bienestar para captar la atención de los millennials

 

Según las estadísticas, probablemente sea un millennial. Esto no es solo una mera suposición. Es una probabilidad estadística. Ahora mismo los millennials son el grupo más grande en la fuerza de trabajo estadounidense y pronto representarán el 75 % de la fuerza de trabajo global.

Incluso si es un miembro de esta generación, crear un plan de bienestar que les entusiasme podría parecer una tarea abrumadora, pero no se agobie. La clave es hacer que se sientan cómodos. Como cada generación, han establecido su propia forma de hacer las cosas, y lo que les gusta es lo práctico, la tecnología y la interacción social. Aquí se explica cómo puede añadir estos elementos a sus ofertas de bienestar.

Hacer que el bienestar sea práctico

Los millennials esperan una cultura de bienestar en el lugar de trabajo. Están de acuerdo con que «vivir o trabajar en un entorno saludable» influye en su salud personal. Así que traiga sus ofertas de bienestar a la oficina siempre que sea posible. El cuarenta y cinco por ciento señaló que es más probable que participen en programas de bienestar si son fáciles de hacer o prácticos.

Considere implementar eventos presenciales de fitness en grupo o programas de salud y relajación como el yoga, masajes terapéuticos o clases de zumba. Romper con la rutina añadiendo bolas de estabilidad o cintas para caminar en el despacho puede promocionar la buena salud y tener también un efecto positivo en la productividad.

Cuando se trata de comer, los millennials tienden a preferir comidas saludables y buscan restaurantes y tiendas centradas en la salud. Por eso, puede crear un mercado de bienestar en su oficina para ofrecer comidas cultivadas localmente, alentar a mejorar la nutrición y ofrecer un cambio especial en la rutina diaria.

Además de la comida y las actividades saludables, puede traer a expertos en salud. Una ERS (evaluación del riesgo para la salud) es una forma práctica de obtener información importante del bienestar. Una simple revisión en la oficina puede ser la opción más práctica. Puede animar a llevar estilos de vida saludables, hacer que los empleados piensen en su propia salud y bienestar, y ayudar a implementar programas de incentivos.

 Ofrecer una diversidad de opciones

Los millennials tienden a practicar opciones de fitness más modernas, a diferencia de la típica rutina en cinta de entrenamiento. Alternativas como el yoga con altas temperaturas, el spinning o el CrossFit se adaptan más a sus gustos. Ofrecer una diversidad de opciones permite que empleados de cualquier generación encuentren una forma de incorporar el fitness en su programa. Considere ofrecer una opción como Gympass, que ofrece a los empleados la posibilidad de encontrar nuevas actividades a su gusto, ya sea levantamiento de pesas, pilates, ciclismo en pista o incluso el baile.

Ponga el bienestar al alcance de la mano

Los millennials adoran los teléfonos inteligentes. Los estudios muestran que las aplicaciones pueden desempeñar un rol importante en mejorar el bienestar físico y mental. Aplicaciones como Ginger.io ofrecen servicios de apoyo emocional, mientras que aplicaciones como Headspace o Calm pueden guiar a los empleados hacia la concienciación para ayudarles a gestionar la ansiedad.

Para el apoyo físico, la tecnología vestible ofrece una forma simple y disfrutable para que los millennials se comprometan en actividades físicas. Opciones como Fitbit Versa ayudan a hacer un seguimiento de los cambios en su salud, monitorizan los progresos y ofrecen a los empleados una forma de competir y compartir sus logros mediante, como ya suponía, una aplicación para teléfonos inteligentes. La tecnología vestible también ayuda a los empleados a establecer y seguir objetivos, como caminar 10 000 pasos al día o no permanecer sentado nunca durante más de 30 minutos seguidos.

Convertir el bienestar en una actividad social

De todas las generaciones, los millennials son los más dispuestos a participar en «competiciones amistosas». Puede ser cualquier actividad, desde videojuegos a un torneo de tenis de mesa en la oficina o desafíos de fitness. Puede que quiera añadir mecanismos de juego para motivar y captar la atención de los millennials a través de desafíos de fitness u ofreciendo acceso a plataformas web sociales donde pueden formar equipos o iniciar sus propios minidesafíos.

La compañía de tecnología Cummins con sede en EE. UU. celebra competiciones entre compañías denominadas el Desafío de Compañías. Se invitará a participar a cualquier empleado que participe en su programa de bienestar. Se les presentará una serie de desafíos y ganarán puntos con cualquier persona con la que compitan. Estos puntos se pueden usar como entradas en los sorteos de premios. Cummins informa que al añadir el aspecto de la gamificación a su programa de bienestar, han captado con éxito a aproximadamente el 73 % de sus empleados.

El aspecto social de un programa de bienestar está estrechamente vinculado con la gamificación. Las relaciones sociales pueden influir mucho en nuestra salud. Los estudios confirman que hacer ejercicio junto a un compañero puede impulsar significativamente el tiempo empleado en ejercitarse. Y por si esto fuera poco, un formato de equipo mejoró el rendimiento y duplicó el tiempo de ejercicio en comparación con el ejercicio en solitario.  

El balance

¿Listo para empezar? Esto es lo que tiene que recordar:

  • Haga que sus ofertas de bienestar sean prácticas como sea posible. Ofrezca opciones de bienestar en la oficina o bien deles a los empleados formas con las que puedan fácilmente encajar el bienestar en su programa.
  • Los millennials y los dispositivos inteligentes están hechos el uno para el otro. Cada vez que sea posible, deles acceso a aplicaciones y dispositivos que puedan ayudar a alentar el bienestar.
  • Añada un poco de competición a su programa de bienestar. Los millennials adoran la competición amistosa.

 

(Visited 80 times, 1 visits today)

Comments

comments