El área de recursos humanos es estratégica para las empresas de todos los tamaños y segmentos. En caso de que no sea posible para organizaciones pequeñas implementar este departamento, es importante que la compañía tenga al menos un profesional responsable para RH (aunque sea el propio empresario) o cuente con el apoyo de una consultoría especializada.

Para que el sector sea eficiente, algunas prácticas de Recursos Humanos necesitan ser revisadas y adaptadas constantemente. Esto significa que un RH exitoso debe presentar las siguientes características:

  • Organización
  • Planificación
  • Periodicidad
  • Optimización de flujos y procesos
  • Medición de resultados para probar la eficacia de sus proyectos
  • Observación y búsqueda constante por lo que está en tendencia en el mercado

Por supuesto,  los beneficios corporativos ofrecidos varían dependiendo de las prácticas de Recursos Humanos. Sin embargo, es correcto afirmar que estos beneficios son buenos tanto para los empleadores como para los empleados.

Para ambos, las acciones mejoran el clima y el ambiente laboral, desburocratizan procesos largos, aumentan la productividad, mejoran el clima organizacional, refuerzan la cultura organizacional vigente, motivan a los colaboradores a dar su mejor esfuerzo y reducen gastos innecesarios.

Conoce 7 prácticas que toda empresa necesita llevar a cabo en el área de RH

1 – Realizar reclutamiento y selección 

No importa si el reclutamiento y la selección son realizados internamente o por una consultoría especializada, es esencial que sea un proceso ágil, eficiente y que atraiga/retenga a los mejores talentos.

Actualmente, la tecnología ya hace posible que esta actividad se haga de forma organizada, rápida y transparente.

Busca un software de reclutamiento que agilice las etapas operativas e identifica los perfiles que más se acomoden con la cultura de la empresa para la realización de las fases presenciales.

2 – Promover la integración de nuevos empleados

Grandes empresas multinacionales poseen programas de integración que duran hasta tres meses. Pequeñas y medianas empresas también necesitan ofrecer apoyo a sus nuevos empleados, por lo que te dejamos algunos consejos que te pueden ayudar:

Prepara un kit de bienvenida para tus nuevos talentos: Material de oficina, material de presentación de la empresa (carpeta, e-books, periódicos, revistas, enlaces de las redes sociales, sitio, blog, etc.), lugares cercanos para comer con datos como dirección y rango de precios, entre otras.

Elige a alguien o haz una presentación de la empresa: Muestra cuál es el organigrama, cuáles son los valores y la misión de la compañía. Habla un poco sobre la historia y los principales objetivos. Habla de perspectivas de carrera (si las hay) y también deja claras las reglas y lo que está permitido o no en el ambiente organizacional.

Pide a alguien de Recursos Humanos que presente al nuevo empleado con todos los de la empresa: Es importante analizar si el nuevo personal necesita conocer más de las demás áreas y programar presentaciones y/o capacitaciones de cada área.

3 – Ofrecer capacitaciones

Esta es una de las prácticas que Recursos Humanos necesita realizar con frecuencia. Primero, porque hay entrenamientos que son obligatorios para determinadas funciones o exigidos por leyes o normas reguladoras. Hay también los que son pedidos por clientes (aún más cuando tu empresa presta servicios a otras compañías).

Además, una empresa que se preocupa por el desarrollo de sus colaboradores sobresale en cuestiones como buena atención al cliente, excelencia en la entrega y un óptimo ambiente para trabajar. Es interesante buscar buenos cursos gratuitos (presenciales o en línea) o solicitar que algún colaborador de una capacitación interna.

4 – Realizar evaluaciones de rendimiento

Actualmente hay muchos sistemas digitales que facilitan la aplicación de evaluaciones de desempeño de todos los tipos: comportamental, autoevaluación y 360. Esta herramienta de gestión de personas permite que el desempeño de los empleados sea evaluado, además de mostrar sus puntos fuertes y de mejora.

Las evaluaciones te ayudarán a orientarte sobre la delegación de tareas, los entrenamientos necesarios, las sesiones de feedback, los despidos y las promociones basadas en los resultados. Escucha a otros líderes, compañeros de trabajo y clientes. Es importante definir una periodicidad y respetarla.

5 – Desarrollar campañas de incentivo

No importa el tamaño de tu empresa o de tu presupuesto, siempre es posible implementar nuevas campañas de incentivo y de reconocimiento. El empleado que más se destaque en cada mes o en cada área puede ganar un brindis simbólico, como un bono salarial, un descuento en determinado producto / servicio, o un día de descanso.

Una de las formas de conseguir colaboradores motivados y comprometidos es estipular metas, incentivar la competencia sana y divulgar los premios con sus respectivos ganadores. En el momento de la planificación anual, recuerda instaurar campañas de incentivo, de acuerdo con fechas conmemorativas o con acontecimientos corporativos.

6 – Implantar canales de comunicación efectivos

Sé creativo y busca implantar canales de comunicación que vayan de acuerdo con la cultura de la empresa para mejorar la gestión de personas. Si el presidente es accesible y disponible, promociona cafés o instala un WhatsApp exclusivo para la comunicación con él.

En caso de que la empresa posea colaboradores de diferentes edades, implementa canales para cada una de ellas como radio, cómics, TV corporativa, pantallas, aplicaciones y juegos para empleados más jóvenes o newsletters, e intranet para los más tradicionales.

No importa cuáles serán los nuevos canales implantados, lo importante es  lograr implantar la cultura empresarial, los valores y las informaciones de forma clara, directa y efectiva dentro de la compañía.

7 – Aplicar las investigaciones de clima laboral

Mantener un clima sano y productivo de trabajo es esencial para entregar un servicio de excelencia y obtener excelentes resultados. Después de aplicar otras acciones como entrenamientos, evaluaciones de desempeño, campañas de incentivo e integraciones, es posible medir cómo el colaborador analiza su propio ambiente de trabajo, a través de encuestas de clima laboral.

Es el espacio ideal para recolectar reclamaciones y sugerencias con las cuales podrás implementar mejores acciones con tus colaboradores.

Es esencial que las prácticas de RH no caigan en la obsolescencia. Para ello, busca siempre innovaciones, respeta la periodicidad de las aplicaciones y ábrete a escuchar lo que los gestores y colaboradores creen de ellas.

¿Tienes alguna sugerencia para compartir con nosotros? Déjanos tus comentarios y síguenos LinkedIn en dónde podrás encontrar más temas relacionados con la gestión de talento.

(Visited 65 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: Brasil Italia