Recursos Humanos tiene que hacer frente al constante reto de fidelizar el talento interno y atraer a nuevos profesionales. Esto derivado del problema que genera la rotación constante del personal, que se traduce incluso monetariamente en pérdidas para las compañías.

Ante este panorama, las estrategias de cómo lograrlo se ponen sobre la mesa, sin duda los directivos de Recursos Humanos deben hacer un diagnostico y definir primero aquellos perfiles que son puestos indispensables para la continuidad de la empresa y dos, mantener a esos otros perfiles para el propio crecimiento de la empresa.

Los estudios indican que estos podrían ser los puntos clave en los cuáles las compañías y sus reclutadores deben basar su estrategia de comunicación para fidelizar a los empleados.

Comunicación. Para mantener una relación laboral es necesaria una comunicación directa y honesta con los empleados.

Propiciar un buen ambiente laboral. Este punto es responsabilidad de la alta dirección de la compañía, aunque todos los miembros han de remar en la misma dirección para conseguir un buen lugar para trabajar.

Flexibilidad. Las empresas han de adaptarse a los cambios y transformaciones que están teniendo lugar actualmente. Tienen que asumir nuevos modelos de trabajo que estén enfocados a la productividad y eficiencia de los equipos de trabajo. No todo ha de estar regido por el cumplimiento de un horario rígido o de ocupar un puesto de trabajo físico. Es necesario cultivar la confianza y la responsabilidad.

Conciliación. Compaginar el mundo laboral con la vida familiar es un elemento, cada vez más determinante. Los profesionales que concilian sus responsabilidades laborales con su vida privada son más felices y por ello más eficaces.

Impulsar el desarrollo profesional. Entre los motivos que argumentan los profesionales para cambiar de corporación se detecta, especialmente entre los jóvenes, la dificultad para desarrollarse. El salario siempre ha sido un elemento determinante, pero cada vez más se muestra la importancia de la proyección profesional.

Las empresas deben valorar las capacidades de sus trabajadores e ir asignándoles responsabilidades según su progresión” (José María Camps, Recursos Humanos Agios Global).

Formación. Un aspecto imprescindible para la reactivación del mercado está estrechamente ligado con la formación y la mejora de las aptitudes de los profesionales. La formación permite adaptarse a las nuevas necesidades del mercado. En este sentido, se impone la necesidad de identificar, desarrollar, motivar y asesorar al capital humano.

Nuevo liderazgo. Debe incentivarse un estilo de gestión cercana, donde los líderes inspiren, sean accesibles y contribuyan a crear un buen ambiente laboral.

Incentivar el orgullo de pertenencia. La nueva generación de profesionales ya no sólo se preocupa por obtener un buen empleo, también demanda que su compañía ejerza el rol de ciudadano corporativo y base su actividad en unos principios sólidos.

Salario emocional. La retribución no debe limitarse a cuestiones económicas, sino que también está vinculada con necesidades personales, sociales, de desarrollo… siempre teniendo en cuenta la mejora de la calidad de vida. Así, el salario emocional supone recibir otro tipo de prestaciones que pueden ser, incluso, más valiosas y motivadoras que una subida del sueldo.

Hoy en día existen beneficios que pueden ayudar a fidelizar a esos talentos clave en las empresas. Estos beneficios van orientados a generar empleados más felices con una promesa básica: hábitos más saludables.

Tal es el caso de Gympass, una plataforma que ofrece un beneficio a los empleados basado en la actividad física, con una sola membresía tienes acceso a más de 2,100 gimnasios en todo México y 300 actividades físicas ¿nada mal no?

Conoce cómo adquirirlo en tu empresa dando click aquí

Te puede interesar: ¿Qué es el salario emocional?

Fuente: www.observatoriorh.com

(Visited 62 times, 1 visits today)

Comments

comments