A más de un año de la pandemia, muchos empleados finalmente están comenzando a sentir que se han acostumbrado al ritmo de la situación. Sin embargo, a medida que aumenta el ritmo de distribución de la vacuna contra COVID-19 en los Estados Unidos y comienzan a abrirse cada vez más empresas, los líderes de recursos humanos ahora se enfrentan a un nuevo desafío: determinar la forma más exitosa de reabrir sus oficinas.

Con las estadísticas sobre trabajo en casa registrando un máximo histórico e informes apuntando a una clara preferencia por un entorno de trabajo a distancia, los líderes de recursos humanos tienen mucho trabajo por delante. La clave está en encontrar una solución que los empleados puedan adoptar y, al mismo tiempo, allanar el camino para volver de manera lenta, pero segura, a «cómo solían ser las cosas».

 

Las mejores opciones para lograr una transición fluida

En estos tiempos de cambio e incertidumbre, plantéese escoger un entorno de trabajo que permita ser flexible y poder adaptarse. Un modelo de trabajo híbrido es, por mucho, el planteamiento más adecuado para satisfacer estos objetivos. Dicho de forma sencilla, esta configuración permite una división equitativa del tiempo de trabajo desde casa y desde la oficina. La forma en que se reparte el tiempo depende totalmente de usted y de su equipo directivo. Algunas configuraciones habituales consisten en días de oficina en días alternos, cada dos semanas, o durante la primera mitad de la semana o del mes.

 

Consideraciones que los líderes de recursos humanos deben tener en cuenta

Una vez que haya decidido la cadencia para su modelo de trabajo híbrido, deberá tener en cuenta algunas circunstancias especiales para garantizar una transición fluida. En primer lugar, considere si necesitará espaciar los días de trabajo de los empleados en la oficina para permitir mantener la distancia social y la seguridad. Si es así, prepare un calendario con anticipación para que la operación sea fluida.

«Al trabajar a distancia durante más de un año, ha quedado claro que nuestros empleados han disfrutado de la libertad de un entorno de trabajo más flexible y son igual de productivos en casa», afirmó Nikki Salenetri, vicepresidenta de recursos humanos de Gympass. «Un modelo de trabajo híbrido nos permitirá ofrecerles este beneficio y, al mismo tiempo, disponer de la oficina como lugar para colaborar y entablar relaciones».

Después, considere las adaptaciones que tendrá que efectuar para garantizar un entorno seguro. Esto podría incluir, por ejemplo, contratar a un equipo de limpieza para desinfectar el espacio con regularidad o invertir en equipos que disminuyan las posibilidades de propagación de gérmenes.  Algunos ejemplos habituales son las mamparas de plástico y las estaciones de desinfección situadas por toda la oficina. Asegure todas estas inversiones con antelación para garantizar que la oficina sea totalmente funcional y esté preparada antes de que vuelvan los empleados. En cualquier caso, consulte con la asesoría laboral de su localidad para conocer todas las medidas necesarias para lograr un entorno de trabajo seguro.

Luego, considere con cuánta antelación quiere avisar a sus empleados del cambio a un modelo de trabajo híbrido. Debe plantearse dar a sus empleados el tiempo suficiente para que hagan ajustes o adaptaciones personales para prepararse para este cambio, así que planifique notificarlo con al menos un mes de antelación, aunque lo ideal son tres. Indique a sus empleados que se pongan en contacto con recursos humanos si les preocupa su salud o su seguridad al volver a la oficina, y deje constancia en su correo electrónico de que la posibilidad de seguir trabajando a distancia a tiempo completo se evaluará a nivel particular.

Haga planes para mantener conversaciones abiertas y transparentes con sus empleados cuando ellos se pongan en contacto. Es posible que muchos se hayan habituado a trabajar desde casa y se resistan a volver a la oficina; otros dudarán de si pueden volver con seguridad.

Once you have decided on a cadence for your hybrid working model, you will need to consider some unique circumstances to ensure a smooth transition. First, consider whether you will need to stagger employees’ in-office days to allow for continued social distancing and safety. If so, put together a schedule ahead of time to keep operations seamless. Por ejemplo, aquellos que corran un alto riesgo de sufrir efectos secundarios graves a causa del coronavirus (los que padecen una enfermedad autoinmune o respiratoria, entre otros) pueden no sentirse seguros acudiendo a la oficina, aunque sea a tiempo parcial.

Por último, considere cómo va a seguir contribuyendo a la salud, la seguridad y el bienestar de sus empleados durante esta transición. Además de garantizar la limpieza de la oficina, piense en cómo sus trabajadores accederán a la atención médica necesaria para favorecer un entorno sin riesgos.
Si su organización no cuenta en la actualidad con un programa de bienestar integral, piense en invertir en uno antes de reabrir su oficina.

Si su organización se está preparando para pasar a un modelo de trabajo híbrido, es imprescindible asegurarse de que sus empleados tengan acceso a programas de salud y bienestar de la máxima calidad. Aquí es donde entra Gympass. Con acceso a más de 37 aplicaciones de bienestar y ejercicio físico, unido a asociaciones con empresas de renombre como Life Time, Mindshine y Runcoach, puede estar seguro de que sus empleados tendrán todo lo que necesitan para mantener sus mentes, cuerpos y almas saludables. Descubra más hoy.