La comunicación es parte esencial para poder alcanzar las metas laborales. Cuando existe buena comunicación entre un equipo de trabajo y otro, la productividad laboral aumenta y una empresa puede crecer de forma más rápida.

Si te preocupa el desempeño de tu personal y no sabes cómo dirigirte hacia ellos, te recomendamos analizar si tus canales de comunicación son los adecuados o están abiertos.

Mantener una buena comunicación dentro de la empresa forma parte importante para que los trabajadores se desarrollen en un buen ambiente laboral. Y como ya sabemos, trabajar en un buen ambiente laboral suma a la permanencia de las personas en una empresa.

¿A qué nos referimos con una comunicación efectiva?

Hablar de una comunicación efectiva es saber transmitir de manera concisa y clara hacia nuestro equipo de trabajo dos cosas indispensables: a donde queremos llegar y de qué manera se quiere lograr.

Por ello, es de gran importancia hablar del papel que desempeña cada uno de los trabajadores y su relevancia dentro de la organización. Esto ayudará a que las personas se motiven a cumplir con sus tareas para llegar a los objetivos de la organización.

¿Como identificar que hay una mala comunicación en mi empresa?

Si en tu empresa estás viviendo un ambiente laboral tóxico, tus empleados parecen estar constantemente desmotivados, estás teniendo mucha rotación de personal o estás presentando mucha pérdida de talento…. ¡Probablemente estés tendiendo un problema de comunicación y motivación en tu plantilla!

¿Qué puedo hacer para brindar una comunicación efectiva a mi equipo de trabajo?

Iniciemos con un primer acercamiento para darle solución al problema. Te dejamos estas recomendaciones que Recursos Humanos puede implementar para incentivar la mejora en la comunicación.

Interésate en tus empleados: La sensación de pertenecer a “algo” es de suma importancia para la productividad laboral, comunica a tu equipo de trabajo que son parte de un proyecto importante, hazlo de manera constante e indica que el flujo de comunicación no sólo es de “empresa a empleado” sino que Recursos Humanos tiene la apertura de recibir también retroalimentación de “empleado a empresa”. Usa newsletters o pequeñas activaciones dentro la empresa para que los trabajadores entiendan los canales de comunicación que tienen para ello.

Comparte la misión y visión de la empresa: Generar identidad con la marca es un reto no sólo para los mercadólogos sino para los directivos de recursos humanos en los empleados. Compartir los valores, misión y visión de la empresa puede ayudar a que los trabajadores se sientan más en contacto con el lugar donde laboran. Coloca la misión y visión en un lugar visible, muchas empresas lo hacen en las paredes de sus salas de juntas o en recepción, a través de gráficos o murales.

Escucha con atención y empatía: Recursos Humanos tiene una tarea muy importante, ser un mediador. Y aunque no se trata de cumplir todas las quejas o sugerencias, sí se trata de darles seguimiento, pues independientemente del resultado, las peticiones de los empleados deben ser tomadas en cuenta para que la comunicación fluya.

Conoce a tu personal y sus necesidades: Diagnostica los problemas o las mejoras de cada área, conoce a tu personal, esto, aunque muchos no lo crean, forma parte de aprender a comunicar. Saber las necesidades de tu plantilla ayudará también a darte cuenta de los canales que debes mejorar en cuanto a comunicación. Experimenta y atrévete.

Fomenta actividades fuera de la oficina: Esto ayudará a que todas las áreas estén más integradas rompiendo las barreras físicas y las no visibles de la comunicación. Muchas veces por prejuicio, pena o hasta literal una barda, la mala comunicación se hace presente.

A medida que se implementen más y mejores estrategias de comunicación aumentarás el compromiso y confianza de tu personal hacía la organización.

En Gympass nos sentimos siempre motivados en cambiar vidas. Conoce nuestros beneficios corporativos y comienza a mejorar la vida de tus empleados. ¡Deja que la comunicación fluya!