Mantener a tus colaboradores motivados depende de varios factores, pero estamos de acuerdo en que un plan de beneficios para empleados funciona muy bien en esos casos. Sin embargo, para obtener resultados más eficientes, no basta con invertir sólo en las iniciativas básicas, es necesario adoptar acciones más estratégicas como planes de carrera y programas de calidad de vida.

¿Quieres entender mejor la importancia de los beneficios? ¡Continúa leyendo este post! Vamos a explicarte cuáles son los tipos de beneficios que no pueden faltar en tu estrategia y las ventajas que obtendrás.

Beneficios para empleados: conoce las ventajas para la empresa

Encontrar formas de mantener la motivación de los colaboradores es uno de los principales desafíos para el área de Recursos Humanos que tienen una visión más estratégica de su trabajo. Y en ese contexto, los programas de beneficios cumplen una función importante porque tienen un efecto directo en el clima organizacional.

No es difícil entender cómo funcionan: las personas se sienten más valoradas cuando se percatan de que la empresa se preocupa por su calidad de vida y bienestar. Los resultados del proceso son: el aumento en la productividad y  la reducción del turnover, ya que el colaborador se resistirá en renunciar a las ventajas ofrecidas por la empresa.

¿Cuáles son los beneficios obligatorios?

En un escenario ideal, es importante que la empresa pueda ir más allá de los beneficios “básicos”, de esta forma, puede ganar una ventaja competitiva en la atracción y la retención de talento.

En México, la legislación laboral determina que la empresa debe ofrecer un día de descanso por cada seis trabajados, aguinaldo, vacaciones y prima vacacional.

Además de estos beneficios obligatorios podemos incluir entre los más “básicos” alimentación y / o comida, planes de asistencia médica y odontológica, ayuda de combustible, etc.

Invierte en acciones a largo plazo

Cada empresa debe estudiar lo adecuado para ella teniendo en cuenta el perfil y las necesidades de sus trabajadores. Éste es un factor decisivo para definir lo que va a funcionar mejor en el corto, mediano y largo plazo.

De esta forma, podemos decir que los beneficios obligatorios cumplen su función a corto plazo, mientras que los opcionales y más básicos son importantes para garantizar el atractivo de la empresa después de cierto tiempo. No obstante, pensando a largo plazo, lo ideal es salir del ámbito más común, invirtiendo en iniciativas que ayuden no sólo a garantizar la motivación del colaborador, sino también a incentivar su crecimiento profesional y personal.

Lo que se logra al estructurar programas de desarrollo e iniciativas que valoren el bienestar del empleado es que el colaborador planifique mejor sus objetivos dentro de la empresa.

En este último caso, una buena opción es trabajar con acciones que representen una especie de extensión de los beneficios obligatorios. Además de la asistencia médica, por ejemplo, incluir una revisión anual y la implementación de un beneficio de actividad física, son buenas opciones.

¿Te gustó el artículo? ¿Tienes otras sugerencias sobre cómo es posible obtener buenos resultados con la política de beneficios para los colaboradores? ¡Déjanos tus comentarios! Y dinos cómo estimulas el bienestar en el ambiente de trabajo en tu empresa.

Este artículo fue escrito por Mónica Hauck. Historiadora por la UFMG con especialización en Culturas Políticas. Graduada en Professional Coaching en el Instituto Brasileño de Coaching y Entrepreneurship and Innovation en Stanford. Es una de las fundadoras de Solides, empresa especializada en software para RH y manejo del comportamiento.

 

(Visited 291 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: Brasil