Hay muchas empresas que se han dado cuenta de que sus principales ventajas competitivas no son sus productos o servicios, sino su capital humano, es decir, las personas que hacen a la compañía. Valorarlos, por lo tanto, es una gran inversión para mantener la empresa en la dirección correcta. Una eficiente administración de personal es fundamental, por lo tanto, para cualquier compañía.

Actualmente los profesionales buscan más que un buen sueldo. Otros elementos tales como el reconocimiento, oportunidades de desarrollo, crecimiento, un atractivo paquete de beneficios, calidad de vida en el trabajo, entre otros, también tienen relevancia para que un profesional decida invertir su tiempo y talento en una empresa en particular.

Por lo tanto, una administración de personal más eficiente requiere la implementación de acciones para atraer y retener a esos talentos, fomentar la innovación, reducir los costos, lograr resultados excelentes, constituir equipos de alto rendimiento, optimizar los procesos y mejorar la productividad de todos.

¿Sabes que se pueden implementar acciones que permitan lograrlo, sin que necesariamente se realicen altas inversiones? ¿Quieres saber cómo?

Invertir en la comunicación interna

Los empleados pueden producir más y mejor cuando, además de sentir pertenencia hacia la empresa, tienen claridad acerca de la diferencia que hace su trabajo. Además, mantener a los equipos actualizados sobre los resultados y los desafíos que se deben superar, fortalece la confianza entre directivos y empleados.

Para alcanzar este objetivo, debemos implementar canales eficaces de comunicación interna que se ajusten al perfil de la empresa y de los empleados. Esto incluye la intranet, pantallas intramuros, redes sociales internas, periódicos y murales de avisos, entre otras opciones.

También es importante que los líderes estén abiertos a la comunicación, es decir, a hablar y escuchar. No necesitan tener todas las respuestas, pero es esencial que la empresa demuestre apertura a los deseos y preocupaciones de sus empleados, además de hablar directamente sobre los objetivos y expectativas

Fomentar la adecuada ejecución del liderazgo

Más que jefes o gerentes, debemos tener líderes. Animar a los profesionales que coordinan los equipos para que actúen como verdaderos líderes. Ello implica que den información estructurada y clara, fomenten el trabajo en equipo, asuman la responsabilidad, deleguen actividades estratégicas, estimulen la creatividad, la innovación y la participación. Es importante que sepan corregir en privado a quien comete errores y reconocer en público a quien hace bien las cosas.

No todas las personas nacen con un liderazgo natural, pero incluso quienes lo hacen, requieren mejorarlo constantemente para dirigir a personas con perfiles muy diferentes y de diversas generaciones.

Estimular una buena calidad de vida laboral

Conseguir que la búsqueda de una vida feliz y equilibrada sea parte de la cultura de la empresa debe ser una meta permanente. Fomentar momentos en familia, llevar una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente y otras actividades similares, permiten a los empleados tener una mejor calidad de la vida. Ello deriva en un mejor desempeño laboral.

Se pueden considerar acciones como: horas de trabajo flexibles, opciones de home office, día libre en su cumpleaños, entre otras que motivan y aumentan la productividad.

También se deben considerar paquetes de beneficios que impulsen una mejor calidad de vida, tales como acceso a actividades deportivas o programas de salud. Esto aumenta la satisfacción de los colaboradores, al mismo tiempo que contribuye reducir gastos relacionados con enfermedades, ausencias, bajas por enfermedad, cirugías, etc.

Optimizar procesos de administración de personal

Motiva a tu equipo a que dirija su energía a las actividades estratégicas y realmente relevantes para el negocio. Actualmente, las empresas de software y servicios de outsourcing pueden (y deben) realizar tareas operativas para optimizar procesos.

Es importante mantenerse pendiente de lo que sucede en el mercado para mantener las herramientas actualizadas de acuerdo con las necesidades y tendencias del momento.

Promover la evaluación y los desafíos

Los líderes deben revisar cuáles son los puntos fuertes y áreas de mejora de cada persona en sus equipos. Se recomienda hacer esto con cierta periodicidad y asegurarse de que los colaboradores mejor evaluados sean reconocidos – con bonos o promociones. De esta manera, se alienta a los empleados a superarse constantemente.

Las evaluaciones pueden ser verticales (los líderes evalúan a sus equipos) o evaluaciones 360° (se evalúa a los compañeros al mismo nivel, los líderes evalúan a los equipos y viceversa).

Los líderes requiere estar siempre dispuestos recibir retroalimentación de sus subordinados también. Es fundamental que estén abiertos a oír lo que su equipo tiene que decir y buscar la forma de mejorar aquello en que está fallando, ya sea con capacitación o un cambio de actitud.

Saber que la evaluación y retroalimentación funciona de igual manera para líderes y subordinados, motiva a los colaboradores, lo cual es bueno para la empresa. Hay estudios que demuestran que los empleados motivados y comprometidos tienen un desempeño hasta 40% superior a aquellos que trabajan en “piloto automático”.

¿Cómo consideras que es la administración de personal en tu empresa? Compártenos tus comentarios y opinión.

Síguenos en LinkedIn para continuar las conversaciones respecto a éste y otros temas de tu interés.

(Visited 227 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: Brasil Deutschland España France Italia Nederland United Kingdom United States