Si preguntaras a tus empleados si son felices en su trabajo ¿cómo crees que responderían? Tal vez pienses que no importa pero tener un ambiente de trabajo feliz es relevante si deseas retener a los empleados y administrar tu negocio de manera óptima.

Un ambiente de alta presión puede generar que se sientan hostigados, investigaciones demuestran que este tipo de cultura es perjudicial para la productividad de los empleados.

¿Cómo afecta la felicidad al desempeño del personal?

Una cultura de trabajo estresante genera problemas de salud, principalmente enfermedades del corazón. Un estudio realizado por Anna Nyberg en el Instituto Karolinska de Suecia, ha demostrado que las personas que cuentan con puestos más bajos dentro de una empresa son mayores sus posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares e incluso la muerte por ataques cardíacos.

Sin embargo, las enfermedades del corazón no son la mayor preocupación cuando se tiene un ambiente adecuado en el trabajo pero ¿qué pasa con el compromiso que genera el empleado hacia la empresa?

Cuando el personal no se encuentra comprometido con su trabajo, trae toda una serie de problemas. Cuando no están contentos en su trabajo, los empleados son menos eficaces, su motivación se reduce y son más propensos a enfermarse.

Aparte del ausentismo y de la productividad más baja, cuando los trabajadores son infelices es más probable que busquen otras oportunidades de trabajo, lo que da pie a la rotación.

El último informe de Investors In People (IIP) apoya esto. Más de un tercio (38%) de los trabajadores del Reino Unido dijeron que están descontentos en su trabajo y planean cambiar de compañía porque sienten que serán valorados más en otro lugar.

¿Qué puedes hacer para que mi cultura laboral se transforme en una cultura positiva?

Ofrece beneficios al personal como el trabajo flexible o los aporta a su salud y condición física con membresías de gimnasio, esto puede ayudar a levantar el entusiasmo y así generar un mejor ambiente en el lugar de trabajo.

Trabajar en un entorno positivo tiene una serie de beneficios, tanto para las empresas y el personal. Entre ellos se encuentran:

  • Mayor motivación
  • Mayor retención de personal
  • Menos absentismo
  • Aumentar la productividad

¿Cómo promover una cultura laboral positiva en el lugar de trabajo?

Reed Global ha propuesto una lista con los factores clave que contribuyen a una fuerza de trabajo feliz… ¡toma nota!

Respeto y apoyo

Crea un ambiente favorable para los trabajadores, en donde los líderes reconozcan los esfuerzos de sus empleados y sean valorados, bríndales el apoyo necesario para mantener a los empleados comprometidos.

Transparencia

Cuando la gerencia esta susurrando a puertas cerradas da una sensación de sospecha entre el personal. Asegura que tu equipo se sienta más involucrado con la empresa incorporando una cultura de transparencia alrededor de sus procesos y adoptando buena comunicación.

Salud

La salud de tu personal no se limita a su condición física sino también a su bienestar emocional. Tener un ambiente de trabajo positivo está estrechamente vinculado a ambos, por lo que es esencial para las empresas poner la seguridad del personal y el bienestar en una de las prioridades de la agenda.

Además de las obligaciones legales de las empresas en materia de salud y seguridad en el trabajo, existen otras maneras de mejorar la salud del personal, por ejemplo, fomentar los deportes de equipo, los beneficios adicionales para hacer actividad física u ofrecer opciones de alimentación saludables.

Es más probable que los trabajadores más saludables sean trabajadores más felices, y tu puedes beneficiarte de tener menos accidentes relacionados con el trabajo, reducir los pagos por enfermedad y reducir los costos de seguros.

Buen liderazgo

Según investigaciones, el costo de un liderazgo pobre en las empresas puede costar millones de pesos (materialmente hablando).

Los líderes empresariales están ahí para motivar e inspirar a sus trabajadores, un buen líder sabe sacar lo mejor de su personal. Los empleados deben ser capaces de confiar en la gestión del mismo, pues saben que están liderando con integridad.

El mejor enfoque para liderar con el ejemplo es mostrar que estás dispuesto a quedarte atascado cuando es necesario en lugar de irte o dejarlo todo; adoptar un enfoque positivo y constructivo para el rendimiento de tu fuerza laboral va a ayudar también mucho al ambiente en el equipo.

Evaluaciones de desempeño

La gestión del rendimiento debe ser un proceso estructurado y robusto. No se trata de la micro-administración del personal sino de asegurarse de que todo el mundo está apoyado en hacer su trabajo con el máximo de su capacidad. Ayuda a asegurar que todo el personal está ‘tirando en la misma dirección’.

Cultura de recompensa

Esto no es necesariamente sobre bonificaciones. El personal necesita sentirse valorado en su trabajo y quiere ver que están contribuyendo al panorama general.

No se trata de recompensar al personal que trabaja las horas más largas y no se trata de enfrentar al personal entre sí.

Usted puede recompensar al personal materialmente a través de las ventajas que ofrece, las empresas tienden a ganar más cuando les permiten a los empleados saber que son apreciados a través del reconocimiento cuando es necesario.

Construcción de equipos

¿Alguna vez encontraste un candidato de trabajo muy bueno pero le falta el ingrediente que sabes que le ayudará a formar parte del equipo?

Uno de los factores cruciales en un ambiente de trabajo positivo es un equipo que trabaja junto en armonía.

La confianza y las buenas relaciones de trabajo son parte de una fuerza de trabajo feliz. Ejercicios de formación de equipos pueden ayudar a tu personal a mejorar los vínculos y en última instancia, para trabajar más eficazmente juntos.

4 pasos para emprender el camino a la positividad en el lugar de trabajo

Cambiar la cultura del lugar de trabajo en positivo: es más fácil decirlo que hacerlo. Comienza desde arriba con los líderes dando el sentido a la organización. Estos consejos de la Harvard Business Review son una buena opción para comenzar:

Paso 1: Fomentar buenas relaciones sociales

Hay muchas investigaciones que demuestran que las conexiones sociales positivas tienen amplios beneficios, incluyendo que el personal se enferme menos, experimentan menos depresión, una mejor agudeza mental y un mejor desempeño en el trabajo.

Paso 2: Empatía

No hay duda de que los empleados responden más positivamente a un jefe que muestra empatía. Algunos estudios han encontrado que cuando los líderes demuestran la compasión hacia sus empleados, el personal tiene a hacer frente a los desafíos.

Paso 3: Amabilidad

La amabilidad mostrada por un gerente al personal ayuda a generar un mejor ambiente en toda la organización pero lo que es más importante, cuando los líderes hacen todo lo posible para ayudar, los empleados se inspiran para ser más leales y comprometidos.

Paso 4: Habla las cosas

Un problema compartido es un problema reducido a la mitad y cuando los líderes animan a su personal a hablar con ellos sobre sus problemas, conduce a un mejor desempeño. Las investigaciones han demostrado que animar al personal a hablar o pedir ayuda construye una cultura de seguridad más que un temor que conduce además a consecuencias negativas; este tipo de empoderamiento es vital para la innovación.

En resumen, no hay límite para los beneficios que se obtendrán construyendo una cultura positiva en el lugar de trabajo, desde atraer empleados hasta sacar lo mejor de sus trabajadores. Esto te asegurará que tu personal esté feliz y los resultados los podrías tener con mayor impacto en las finanzas.

 

(Visited 760 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: Brasil España France Italia United Kingdom United States