¿No sería genial si pudiéramos tener una mano de obra sana, feliz y productiva todo el tiempo?

Desafortunadamente, en realidad, es casi imposible que todo tu equipo tenga su productividad al 100% todo el tiempo. Pero hay mucha evidencia de que, si promueves la actividad física entre tu personal, puede aumentar sustancialmente su productividad y eficiencia.

Es bien sabido que el ejercicio aumenta las endorfinas, incrementa nuestros niveles de energía y mejora el bienestar mental y físico. Pero, ¿cuántos empleadores relacionan esos beneficios con el lugar de trabajo?

¿Qué pasaría si tu personal fuera más positivo, estuviera en forma, fuera menos propenso a enfermarse y tuviera más confianza en sí mismo? ¿No sería bueno para el negocio?

El ejercicio puede tener un efecto profundo en la forma en que funciona el cerebro, aportando beneficios cognitivos que mejoran el desempeño del personal y potencian tu negocio, incluyendo:

Aumenta la memoria

Los estudios han demostrado que el hipocampo, la parte de la estructura cerebral asociada con el aprendizaje y los sistemas de memoria, crece a medida que las personas se fortalecen físicamente. Apoyando la investigación, científicos alemanes encontraron que caminar o andar en bicicleta mientras aprendían una lengua extranjera, ayudó a retener mejor el nuevo vocabulario.

Mejora la concentración

En otro estudio, la atención de los alumnos en las escuelas mejoró cuando se introdujeron clases de 20 minutos con ejercicio aeróbico diariamente. Mientras tanto, en los Estados Unidos, los niños participaron en clases deportivas todos los días después de la escuela durante un año escolar. Aparte de estar más en forma, también estaban más centrados y se distraían menos, mejoró su capacidad de hacer varias tareas a la vez y manipular la información mentalmente.

Impulsa la creatividad

¿Te parece inadecuado que tus colaboradores den un paseo por el parque a la hora del almuerzo?

Investigaciones realizadas por psicólogos en Estados Unidos descubrieron que hacer una caminata a mitad de la jornada, impulsa el pensamiento divergente – la parte del pensamiento creativo que se ocupa de la generación de ideas.

Beneficios cognitivos aparte, los trabajadores que se ejercitan regularmente también tienen mejor estado de ánimo y bajan sus niveles de estrés, lo que no sólo puede ayudar a reducir el ausentismo, sino que también ayuda a la retención de personal.

Ejercite durante el día incrementa la productividad

Puede ser fácil caer en la trampa de pensar que, cuando el personal está sentado en su escritorio o trabajando diligentemente en una línea de producción, está siendo más productivo. Después de todo, se ven productivos, ¿cierto?

Entonces parece tener más sentido que el personal se ejercite en su tiempo libre o fuera del horario laboral.

Bueno, pues en realidad hay evidencia creciente que sugiere que puede ser beneficioso dejar que los trabajadores se ejerciten durante el día. Un estudio de la Universidad Metropolitana de Leeds demostró que, cuando los empleados visitan el gimnasio durante horas laborales, son capaces de administrar su tiempo de manera más eficaz.

Se mostró que pueden ser más productivos y mejorar sus interacciones con otros colegas. Y suelen tener mayor satisfacción con las tareas profesionales realizadas durante su día.

Por lo tanto, puede parecer contraproducente ver a su personal ir al gimnasio en la hora de comida, pero hay buenas razones para dejarlos ir. Y, si no puedes vencerlos, ¿por qué no unirte a ellos?

Mejorar la condición física del personal

Es difícil contar con un presupuesto para introducir instalaciones de gimnasio en el lugar de trabajo (además del mantenimiento que ello implica), pero hay varias maneras en que puedes ayudar a tus empleados a mantenerse en forma.

Se puede comenzar con las cosas simples, tales como alentar al personal a subir las escaleras en lugar de usar el elevador o colocar las impresoras algo lejos de los escritorios. Incluso podrías intentar introducir reuniones en lugares que requieran caminar un poco o hacer charlas mientras van dando un paseo a pie.

 

Hay algunas maneras fáciles de ayudar a conseguir una plantilla más sana:

  1. El deporte de equipo es una forma particularmente buena de promover la salud del personal. También ayudará a construir relaciones más fuertes al interior del equipo. Podrías intentar iniciar un equipo deportivo, realizar competencias entre el personal u organizar algunas clases en grupo.
  1. Establecer un paseo patrocinado, o alentar al personal a involucrarse en un desafío deportivo, ¡mejor aún si tiene una causa social!
  1. Promover el uso de bicicleta para ir a trabajar. Además de ayudar a reducir la contaminación, se activarán más personas de tu equipo.

 

¿Por qué no explorar otras opciones, como ofrecer una membresía multi-gimnasio? Una inversión así generaría grandes beneficios a través del tiempo, logrando colaboradores más saludables, con más energía y comprometidos. Ello también puede ayudarte a reducir la rotación y los gastos de salud.

La herramienta más importante para mejorar la actitud del personal es una buena comunicación sobre la relevancia de la actividad física. Educarlos sobre sus beneficios y luego apoyar sus esfuerzos. Mostrar a tu personal que te preocupas por su salud y bienestar, les hará saber que los valoras y eso ayuda a fomentar la lealtad entre ellos.

¿Quieres ver la mejor versión de tus empleados? Descubre cómo Gympass puede ayudar a aumentar su productividad.

(Visited 284 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: Brasil Deutschland España France Italia United Kingdom United States