Tratar mal a los empleados o usar frases hirientes, puede dañar su autoestima y provocar que su productividad baje.

Seguramente alguna vez habrás escuchado de algún jefe decir frases como “¡Llegaste 10 minutos tarde!”…

Este tipo de comentarios no sólo puede provocar que tus empleados no se sientan a gusto en su trabajo y renuncien, sino que afecta directamente a la empresa monetariamente por los altos niveles de rotación que este tipo de maltratos puede ocasionar.

El mal trato a tus colaboradores no es una buena opción si buscas aumentar su productividad, lo único que estás logrando con este tipo de acciones es todo lo contrario, además de que muy probablemente tengas una alta tasa de rotación y un deficiente clima laboral que no te ayudará a retener ni atraer talentos.

Si quieres ser un buen líder y mantener a tus empleados motivados, te presentamos algunas frases que no debes decir al comunicarte con tu equipo de trabajo:

“¿Acaso no haces nada bien?”: Es común que las cosas no salgan bien a la primera, evita decir este tipo de frases a tus colaboradores puesto que puede resultar ofensiva y podrían dañar la motivación de tu personal. En lugar de usar esta frase intenta pedir las cosas con tiempo y así poder revisar juntos los errores con calma.

“Que sea la última vez que”: No amenaces a tus colaboradores, con este tipo de comentarios sólo generarás temor entre ellos y trabajarán sólo por miedo en lugar de trabajar por objetivos. Intenta tener feedbacks seguidos para hablar con cada uno sobre qué es en lo que están fallando e ir mejorando poco a poco.

“No es mi problema”: Un buen líder no se deslinda de responsabilidades, si alguno de tus colaboradores no puede resolver un problema no utilices este tipo de frases, por lo contrario, trata de orientarlo, recuerda que son un equipo.

“No tengo tiempo para esto”: Dar una negativa a tus trabajadores puede dar la sensación de desinterés y mala comunicación la cual es fundamental en todo equipo de trabajo. Intenta escuchar a cada integrante de tu equipo e intentar dar soluciones juntos.

“Así se han hecho siempre las cosas”: No reprimas a tu equipo cuando aportan nuevas ideas,  con este tipo de frases, cortas la creatividad e iniciativa de tus colaboradores; no te cierres a nuevas ideas e intenta escuchar lo que proponen, si los limitas sólo lograras que hagan las cosas de mala manera y se sentirán reprimidos, intenta no dar respuestas negativas y en lugar de esto da alternativas o sugerencias.

Llegaste 10 min tarde: cómo un buen líder no debes de regañar a tu equipo cada vez que llegue tarde, es mejor fijarte en los resultados y cumplimiento de objetivos que está teniendo en lugar de revisar cuanto tiempo pasa en la oficina.

“Lo siento, no hay nada que pueda hacer”: Esta frase suele ser la típica de jefe ante un permiso o un aumento de sueldo para deslindarse, inclusive aunque no sea cierto. Trata de ser más flexible con tus trabajadores pues de ti depende la satisfacción de tu equipo.

Trata de motivar a tus colaboradores y evitar usar este tipo de frases que sólo provocarán su desaliento, tener una buena comunicación con tus empleados los mantendrá felices y en un buen clima laboral, lo que ayudará a mejorar su productividad y bajar los niveles de ausentismo.

(Visited 84 times, 1 visits today)

Comments

comments