Encontrar el mejor talento en tu empresa es un proceso importante que nunca deberías dejar de lado.  Una vez que contrates ese talento, se convertirá en un desafío aún más difícil al tratar de retenerlo. Muchas de esas personas talentosas no se quedarán si no tomas algunas iniciativas inteligentes sobre la gestión del talento.

Como gerente, puedes cometer algunos errores importantes que son demasiado comunes en todas las empresas. Muchos de estos errores tienen que ver con la complacencia, que es fácil de realizar cuando parece que tienes todo el talento que necesitas.

Cuando ignoras varios aspectos para mantener a tu talento, podrías enfrentar un gran dilema en los empleados y lograr que te abandonen de repente.

Por lo que te dejamos estos 8 errores comunes para evitar una alta tasa de rotación dentro de tu empresa.

1.-Suponer que tu talento no abandonará la empresa

Uno de los peores ejemplos de complacencia es asumir automáticamente que tu mejor talento quiere quedarse en tu compañía. Forbes señala un componente importante de esto que los gerentes de la compañía a veces olvidan:

“Los empleados que son desafiados, comprometidos, valorados y recompensados (emocional, intelectual y financieramente) rara vez se van”.

Vale la pena asimilar este tema básico en tu forma de trabajo. La mayoría de las personas con talento superior son extremadamente inteligentes y quieren desafíos.

No asumas que sólo aceptarán tu programa si no implica algo de creatividad.  Necesitan desarrollar sus habilidades y sentir que estas mismas son requeridas e importantes en todos sus proyectos.

2.-Largos procesos de contratación

¿Qué tan prolongado es tu proceso de contratación? Todos esos candidatos perfectos que deseas contratar no quieren esperar semanas o meses para comenzar a trabajar. Hacerlos esperar solo genera impaciencia, lo que puede obligarlos a aceptar otra oferta.

Algunas estadísticas muestran que hasta el 46% de todos los candidatos aceptan o buscan otra propuesta si tienen que esperar demasiado tiempo para obtener una respuesta. No supongas que se quedarán sólo porque ofreces ventajas competitivas.

3.-No es suficiente la capacitación y el desarrollo

La capacitación es una gran parte de esto, tu talento en ocasiones debe sentirse como si estuviera trabajando en nuevos proyectos. Si sienten que no tienen adónde ir (en cuestión de proyectos), se sentirán sofocados y buscarán desafíos en otra parte.

Forbes describe acertadamente por qué ocurre la falta de capacitación y desarrollo:

“La tutoría y el entrenamiento requieren una gran cantidad de tiempo, tanto para el mentor como para el aprendiz”.

Esto demuestra que retener al mejor talento requiere tiempo y recursos financieros para garantizar que los conserven.

4.-Mala comunicación

La falta de comunicación se aplica a todo tipo de situación laboral, incluidas todas las empresas (pequeñas, medianas, grandes, nacionales y trasnacionales).

Debes mantenerte comunicado con tus mejores talentos lo antes posible para que ambos estén en sintonía con la dirección de tu empresa. Si no lo haces, la desinformación puede comenzar a extenderse por todos los departamentos. Si esto sucede provocará preocupación en tus mejores empleados, lo que lleva a suposiciones falsas de que no se preocupan por ellos.

Particularmente durante tiempos difíciles, mantén la comunicación uno-a-uno con tu talento más valioso. Escuchar sus preocupaciones no debe recaer en el departamento de recursos humanos.

5.-Contratando a los candidatos equivocados

Tal vez estés tan desesperado por conseguir algunos talentos de primer nivel en tu empresa que termines contratando a la persona equivocada. Es fácil tomar lo que dice el currículum de alguien y no dar seguimiento a si todo es cierto.

Cualquiera puede decir algo en un currículum sin una adecuada investigación. Haz que tus entrevistadores se centren en los elementos tangibles reales, como cuáles son las habilidades comprobadas del candidato, su historial de éxitos y su responsabilidad.

Es mucho más fácil hacer una búsqueda hoy en día, con investigaciones exhaustivas en línea y tomarse el tiempo para hacer algunas llamadas telefónicas.

6.-No reconocer cuando alguien hace un buen trabajo

Tu mejor talento va a trabajar intensamente para aportar lo mejor de sí a los proyectos de tu empresa, buscando un reconocimiento por el trabajo que hace.

Muchos de ellos quieren más que dinero, por lo que los programas de reconocimiento se han vuelto populares en los lugares de trabajo. Estos brindan más incentivos para avanzar y continuar alcanzando los objetivos. A menudo, no se trata de los aspectos financieros y más de simplemente ser reconocido y valorado.

Ofrecer bonos siempre es bueno. Pero toma en cuenta considerar otras recompensas como paquetes de vacaciones, tarjetas de regalo y certificados.

7.-Resistirse a los cambios para seguir adelante

Todo ese talento que contrataste no querrá quedarse si no va a alcanzar un objetivo importante a corto o largo plazo. Piensa en Apple y su impulso continuo para crear nuevos dispositivos para el público. En la era de Steve Jobs, todos sus talentos se mantuvieron porque desafiantemente estaban a bordo con su visión.

Tu empresa necesita la misma mentalidad, por lo que no te resistas al cambio. En el mundo corporativo, las cosas cambian todo el tiempo. Business 2 Community señala que los Millennials van a cambiar exponencialmente el panorama corporativo en los próximos años.

Vale la pena contratar Millennials para tu mejor talento, ya que están acostumbrados al cambio. Una razón es que crecieron en un momento en el que esperaban un cambio en todo.

8.-No retener a tu talento

Si deseas conservar el talento que has contratado, es esencial invertir algo de energía para mantenerlos en el futuro. Algunas cosas mencionadas con anterioridad pueden ayudarte a corregir esto, aunque lo más importante es mantenerlos comprometidos.

El compromiso de los empleados es un aspecto crítico para mantener a tus talentos constantemente interesados ​​y nunca aburridos. Una encuesta reciente de Gallup muestra que el 51% de los empleados no están participando como deberían. Toma esto en serio y mira las posibles soluciones a lo que puedes hacer para mantenerlos constantemente involucrados e inspirados.

Una buena forma de hacerlo es a través de un plan corporativo de bienestar. Descubrirás que estos programas ayudan mucho al compromiso de los empleados al brindar la libertad de realizar actividad física en gimnasios y estudios.

En Gympass, ofrecemos esta solución corporativa para tu empresa.

¿Cómo funciona la solución corporativa de Gympass?

Gympass es el mayor promotor de actividades físicas del mundo. Tenemos una red global de más de 25,000 gimnasios, estudios boutique, campamentos de entrenamiento y miles de actividades en 12 países.

Los empleados de nuestros socios corporativos tienen acceso ilimitado a todas las actividades ofrecidas y pagan una cuota mensual muy baja. Es por eso que les gusta nuestro producto y nuestros clientes logran aumentar la realización de actividad física en un promedio de 3 veces.

¿Qué mejor forma hay para crear compromiso en tus empleados que permitirles conversar entre ellos mientras se ejercitan? Dándoles acceso ilimitado a centros de activación física les permite mantener su salud física en buena forma y a mejorar su calidad de vida.

Con el tiempo, aumentará la productividad, mejorarán los índices de salud y optimizarás tu paquete de beneficios.

Visítanos para obtener más información sobre los detalles del plan de bienestar y las formas de retener a tu mejor talento ¡haz click aquí! 

Te puede interesar: ¿Por qué tus empleados faltan?