Tener una plantilla saludable conlleva una serie de beneficios para las empresas, como  aumento de la productividad, reducción de bajas médicas y un incremento de la motivación en los empleados – todos los factores contribuyen en el incremento del beneficio.

Según los resultados del último informe del programa Sanitas Smile, que realizan conjuntamente Sanitas y la Universidad Europea, son notables las mejoras en los empleados cuyas empresas han implantado una política de buenos hábitos. Por un lado, los miembros de la empresa han reducido sus niveles de colesterol, su frecuencia cardíaca, han disminuido su peso e incluso su tensión arterial. Asimismo, en cuanto a rendimiento laboral, los empleados han experimentado un aumento por encima del 40% en su productividad y el absentismo laboral se ha reducido de tal modo que se han recuperado 10 días laborables al año.

No es de extrañar que los empleadores se están dando cuenta que la salud de su plantilla está conectada con la salud financiera de su negocio. Los directivos, están dando cada vez más prioridad a la salud de sus trabajadores.

¡Así que hoy vamos a presentarte algunas de las claves para tener una plantilla más saludable y motivada!

  1. Participación de los líderes

Lidera con el ejemplo. Si el ejemplo viene desde arriba verás un compromiso mucho mayor por parte de los empleados respecto a las iniciativas saludables. El hecho de que los líderes sean vistos formando parte activa del proyecto ayuda a motivar todos los empleados. Tener una plantilla saludable, es un indicador de que la empresa está bien gestionada.

  1. Pausas fitness

 Puede resultar difícil para los directivos percibir los beneficios de hacer pausas en el trabajo para hacer ejercicios físicos, pero permitir que los empleados hagan estas pausas para ir al gimnasio o running por la calle tiene mucho sentido.

Te dejamos aquí un artículo (en inglés) sobre una empresa de EE.UU que hizo una prueba de estas pausas fitness y obtuvo resultados impresionantes.

Los empleados de la empresa tenían la posibilidad de bloquear 1h al día para hacer ejercicio – siempre y cuando no coincidiera con ninguna reunión. Ellos podían compensar este tiempo comiendo en sus mesas o quedándose hasta más tarde.

El resultado fue una cultura más saludable en la empresa. El negocio ha ido creciendo rápidamente, de un principio humilde a una organización tecnológica con 700 trabajadores – formada por atletas de élite, como ultramaratonistas, caminantes y entrenadores personales entre otros-.

Hay una gran evidencia de que los clientes responden mejor a empleados saludables y enérgicos – al fin y al cabo, como consumidores todos preferiríamos que nuestra llamada fuera atendida (o nuestra consulta manejada) por un empleado motivado y con ganas de hacer su trabajo.

Cuando cuidamos de nuestra plantilla, es más probable que ellos presenten una imagen pública más positiva para el negocio.

  1. Estableciendo una cultura saludable

Una de las claves para mejorar la salud de tu plantilla está en implantar la cultura de bienestar en la empresa. Esto es más fácil cuando este principio está alineado a los objetivos de la organización – y los directivos serán más solidarios cuando vean los beneficios a largo plazo, así como el aumento de productividad.

Puedes lograrlo mediante la construcción de la salud en la práctica empresarial, desde las políticas de la empresa a las actividades diarias de trabajo.

Por ejemplo, ofrecer a los empleados horarios de trabajo flexibles, hacer seguimiento de su salud, establecer metas realistas y dejarles contribuir en la toma de decisiones. También puedes plantear ofrecerles opciones más sanas de comida o, si te permite el presupuesto, poner una cinta en la oficina.

No olvides que una plantilla saludable no está solamente relacionada al estereotipo, es todo un enfoque holístico para asegurarte de que están bien, tanto cuerpo como mente.

Creando un entorno de trabajo saludable puedes apoyar los empleados a cambiar su estilo de vida, lo que va a ser positivo a largo plazo para ambas partes.

  1. Iniciativas de bienestar

Según distintas investigaciones, las empresas que tienen un programa de bienestar disfrutan de diversos beneficios:

  • Reducción de un 45% de bajas por enfermedad y absentismo.
  • Un 18% de disminución de turnover
  • Los accidentes y lesiones se pueden ver reducidos un 16%.
  • La satisfacción de la plantilla se ha incrementado un 14%.

Cuando iniciativas de bienestar y fitness son implementadas en un negocio, pueden ser muy benéficas para la consecución de los objetivos empresariales.

Muchas de las empresas que han puesto en marcha programas de salud y bienestar han reportado que hubo beneficios relacionados con el retorno de inversión.

  1. Comunicación

Es esencial comunicar la opción de adquirir programas de bienestar o fitness, así como sus beneficios. Cuanto más comunicas, más comprometidos estarán los empleados.

Ya que la plantilla pasa la mayor parte de su vida en el trabajo, tiene todo sentido que la salud del empleado esté entre las prioridades corporativas. Con beneficios como una mejor prestación de servicios, mejores resultados personales de cada uno de la plantilla y gastos de enfermedades reducidos (entre otros), hacer la salud de los empleados una prioridad representa un win-win para todos los involucrados.

Ofrece la afiliación a más de 1.400 gimnasios y centros deportivos con Gympass Corporate, ayudales a ser mejores.

gympass

(Visited 62 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: Brasil Deutschland France Italia United Kingdom United States