Encontrar talento para tu equipo se ha convertido en un proceso de vital importancia para las empresas del sector B2B. Sin embargo, una vez que ya tenemos al talento entre nuestras filas, resulta todavía más complicado retenerlo. Lo cierto es que muchas de esas personas terminarán por marcharse si no adoptas las estrategias adecuadas para gestionarlos.

Es posible que, como responsable, estés cometiendo algunos de los errores más comunes entre las empresas. Muchos de estos errores están relacionados con la autocomplacencia, un fenómeno habitual cuando pensamos que tenemos todo el talento que necesitamos.

Si pasamos por alto algunos aspectos de la gestión del talento en nuestra empresa, podríamos encontrarnos de pronto con empleados que se marchan.

Echa un vistazo a estos ocho errores en la gestión del talento para evitar la rotación excesiva de personal.

1. Dar por hecho que el talento no se va a marchar

Una de las muestras más evidentes de autocomplacencia es dar por hecho que las personas con más talento de nuestra plantilla quieren quedarse en la empresa. La revista Forbes puntualiza un elemento importante que suelen olvidar los directores de las empresas:

«Los empleados que tienen retos, están comprometidos con su trabajo y se sienten valorados y recompensados (tanto desde el punto de vista emocional como intelectual y económico) rara vez dejan su trabajo».

Merece la pena tener en cuenta esta premisa a la hora de gestionar el talento en la empresa. El motivo principal de que tantos empleados con talento se vayan de sus empresas es que sus superiores no logran estimularles con aquello que les gusta ni plantearles retos intelectuales. Muchas personas con gran talento son extremadamente inteligentes y buscan enfrentarse a nuevos retos.

No des por hecho que van a seguir tu planteamiento si este no implica hacer uso de su creatividad. De hecho, deberías potenciar sus capacidades y hacer que se sientan valorados en todos los proyectos.

2. Largos procesos de selección

¿Cómo de prolongados suelen ser tus procesos de selección? Todos esos candidatos ideales que querrías contratar no quieren estar semanas o meses esperando para empezar a trabajar. Haciéndolos esperar, solo consigues despertar su impaciencia, por lo que quizás acepten otra oferta que les surja durante la espera.

Las estadísticas señalan que hasta el 46 % de los candidatos se presentan a otros procesos si tienen que esperar demasiado para saber si los van a contratar. No des por hecho que se van a quedar esperando solo porque les ofreces unas buenas condiciones.

3. Contratar al candidato equivocado

Quizás estás tan desesperado por conseguir ocupar una posición abierta que acabas contratando a la persona equivocada. Resulta fácil dar por hecho que el currículum de un candidato es cierto, en lugar de comprobar si realmente lo es.

Si no se comprueba la veracidad del CV, uno podría poner lo que quisiera. Por eso, conviene que las entrevistas hagan hincapié en aspectos concretos del perfil de los candidatos, como sus habilidades, sus logros en el pasado o sus responsabilidades.

Por otro lado, en la actualidad es muy fácil investigar si el CV de los candidatos es veraz buscando en Internet o haciendo un par de llamadas.

4. Falta de formación y desarrollo

En el primer punto, hablábamos del peligro de no desarrollar lo suficiente las habilidades de las personas de nuestro equipo. La formación es un elemento fundamental para que las personas con talento aspiren a nuevas metas. Por el contrario, si carecen de metas, se sentirán estancadas y buscarán nuevos retos en otro lugar.

La revista Forbes describe acertadamente por qué suele darse esta falta de formación y desarrollo:

«La orientación y el coaching requieren mucho tiempo, tanto para el mentor como para el aprendiz».

Esto significa que retener a los mejores es una tarea que precisa de tiempo y recursos financieros.

5. Falta de comunicación

La falta de comunicación es un problema común en todos los entornos, y las empresas no son ninguna excepción.

Una buena práctica en la gestión del talento consiste en mantener la comunicación con las personas de más talento desde el principio, de modo que siempre estén al tanto del rumbo que tome la empresa. Si no lo haces, podría empezar a circular información incorrecta de un departamento a otro. Cuando ocurre esto, los mejores empleados se preocupan y podrían dar por hecho, erróneamente, que no te importan lo suficiente.

Especialmente en momentos difíciles, es importante mantener la comunicación a título individual con los empleados que más valores. En realidad, saber qué les preocupa no es solo tarea del departamento de Recursos Humanos.

6. No reconocer cuando alguien hace bien las cosas

Las personas con más talento de tu equipo se esforzarán por aportar lo mejor de sí mismos a los proyectos de la empresa. Sin embargo, nunca lo des por hecho, ya que el talento también busca reconocimiento por su trabajo.

Muchas personas, además, buscan otro tipo de reconocimiento más allá de las recompensas monetarias. Por eso se han vuelto tan populares los programas de reconocimiento en las empresas. Estos programas incentivan el esfuerzo y la perseverancia para alcanzar objetivos. Muchas veces no es tan importante recompensar económicamente como reconocer y valorar el trabajo de los empleados.

Por supuesto, los suplementos salariales siempre gozan de buen recibimiento en un plan de gestión del talento. Sin embargo, vale la pena plantearse otros tipos de reconocimiento, como vacaciones, cheques regalo o certificados.

7. Resistirse al cambio

Por mucho talento que contrates, es probable que acabe marchándose si no tienes un gran objetivo al que aspirar a corto o largo plazo. Por ejemplo, piensa en Apple y sus esfuerzos continuos por crear nuevos dispositivos que satisfagan la demanda del público. En la era de Steve Jobs, todo el talento de su empresa permaneció con él porque estaba totalmente convencido de su visión.

Esa es la mentalidad que necesita tu empresa: cuando veas el cambio aparecer a la vuelta de la esquina, recíbelo con los brazos abiertos. El mundo empresarial está en cambio constante. La página Business 2 Community ha explicado que los milennials van a cambiar el panorama empresarial de forma exponencial en los años venideros, cambiando las reglas del juego para los programas de gestión del talento.

Merece la pena contratar a milennials para que formen parte de tu equipo, ya que, sin duda, saben aceptar los cambios. Esto se debe, entre otras cosas, a que crecieron en una época en la que todo se sometía a cambios constantes.

Para evitar este error, es necesario entender a la generación milennial y su forma de ver la vida.

8. No retener el talento

Si quieres mejorar tu estrategia de gestión del talento y retener a las personas con talento que tienes en tu equipo, es fundamental que te esfuerces por hacer que se queden durante muchos años. Algunos de los consejos que te hemos dado pueden ayudarte a conseguirlo, aunque lo más importante es asegurarte de que se sienten implicados.

La implicación de los trabajadores es un aspecto fundamental para despertar su interés y evitar que se aburran. Una encuesta reciente de Gallup ha demostrado que el 51 % de los empleados no se implican en su trabajo tanto como deberían. Así que toma nota y busca posibles soluciones para asegurar que el talento de tu empresa se implica en su trabajo y lo hace con la vista puesta en el futuro.

Una buena forma de hacerlo es a través de un plan corporativo de bienestar. Estos programas hacen mucho por la implicación de los trabajadores, dándoles la oportunidad de practicar deporte o ir al gimnasio.

En Gympass, ofrecemos esta solución corporativa para todas las empresas.

¿Cómo puede Gympass Corporate mejorar tu programa de gestión del talento?

Gympass es el mayor promotor de actividad física del mundo. Tenemos una red global con más de 25. 000 gimnasios, estudios y centros deportivos 13 países. Los empleados de nuestras empresas asociadas tienen acceso ilimitado a más de 300 actividades y pagan una cuota mensual muy reducida.

¿Acaso existe una forma mejor de hacer que los trabajadores se impliquen que permitiéndoles conocerse mientras hacen deporte? Ofrecerles acceso ilimitado a estos centros no solo les ayudará a estar en forma, sino que es bueno para su bienestar mental y les permitirá interactuar entre ellos.

Con el tiempo, aumentará la productividad, mejorarán las métricas de salud, podrás comprobar la rentabilidad de tu inversión en bienestar y se optimizará tu gama de beneficios.

Entra en nuestra página para saber más sobre nuestro beneficio corporativo y cómo retener a el mejor talento de tu empresa.

(Visited 123 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: Brasil France Italia Nederland United States