Trabaja duro. Disfruta mucho. En el mundo corporativo tan competitivo que hay en la actualidad se ha perdido esta filosofía. Si consideramos que más de la mitad de los empleados adultos no gasta su tiempo anual de vacaciones o asuntos personales, parece que nos hemos olvidado de la parte de «disfrutar mucho» y «pasarlo bien». Para solucionarlo, debes valorar ofrecer a los empleados tiempo libre remunerado ilimitado (PTO).

Cuando se implementa correctamente, un PTO ilimitado no consiste en regalar a los empleados tiempo libre en cualquier momento y por cualquier motivo. De lo que se trata es de inculcar la responsabilidad personal y fomentar la flexibilidad que les ayude a conciliar su vida laboral y familiar, buscar nuevas experiencias y sobre todo, cargar las pilas.

Si aún no lo has hecho, es hora de considerar la implementación de una política de PTO ilimitada. Puede sonar disparatado pero, como las mejores ideas, solo parece una locura hasta que lo intentas.

Si no estás convencido, estos son tres aspectos que se deben tener en cuenta cuando se inicia la transición a un PTO.

  1. ¿Qué esperar?

Los estudios muestran que un PTO ilimitado aumenta la productividad de los empleados, su compromiso y la retención de la plantilla. El informe de SHRM sobre el impacto de las vacaciones en el lugar de trabajo Vacation’s Impact on the Workplace concluye que las personas tienen lapsos de atención limitados. Conforme su atención se agota, la productividad también y comienza el desgaste profesional. Cuando se les da tiempo para relajarse, el rendimiento aumenta.

El reto consiste en saber cuándo un empleado necesita tomarse un descanso. El PTO ilimitado les da la capacidad de decidir cuándo y cuánto tiempo necesitarán para recuperar su pleno potencial.

La mayoría de los empleados deberían poder optar por estas ventajas de vacaciones ilimitadas. Independientemente de que se trate de un ejecutivo o de un empleado junior, todo el mundo necesita tiempo para recargarse de energía. Algunas excepciones son los nuevos empleados o aquellos con un bajo rendimiento. Ambas categorías pueden acogerse a un PTO tradicional de 90 a 360 días para evaluar, o volver a evaluar, su rendimiento. Las vacaciones ilimitadas son un privilegio y no algo que se den por hecho.

2. Gestión del flujo de trabajo

Un PTO ilimitado permite vacaciones de varias semanas. La mayoría de los trabajadores no abusarán del tiempo libre. Puede que nos preocupe la forma de sustituir correctamente a los empleados que estén fuera, pero una buena planificación garantiza que el trabajo sea la prioridad y que las tareas se deriven correctamente. Se producirán algunos problemas, especialmente al principio, por lo que es mejor estar bien preparado.

Esta preparación comienza con un plan de sustitución sólido, que incluya un tiempo de preparación y derivación de los proyectos adecuado.

Los empleados deben planear la ausencia con antelación y coordinarse con su superior y su equipo. Según el tamaño, la mayoría de los departamentos se puede permitir la ausencia de uno o dos miembros en cualquier momento, aunque un número mayor puede convertirse en un problema.

Asegúrate de que el plan de sustitución es exhaustivo. Darle la bienvenida a un empleado que acaba de llegar relajado de vacaciones con una montaña de tareas hará desaparecer rápidamente los beneficios de su tiempo de descanso.

Según la opinión de RR. HH., eliminar las vacaciones limitadas no significa no llevar un registro del tiempo. Incluso con un PTO ilimitado, la mayoría de los empleados dudará si tomarse días libres. Muchas compañías combaten esto estableciendo un tiempo mínimo de vacaciones. Realizar un seguimiento del tiempo libre puede evitar que los empleados abusen. Un software como Replicon permite a los gerentes aprobar vacaciones y controla quién está fuera y dónde en cualquier momento, lo que reduce la posibilidad de conflictos.

3. Registro de resultados

Un PTO ilimitado le da a los empleados la posibilidad de seleccionar cuándo y cuánto tiempo pueden tomarse libre. Aunque un tiempo ilimitado de vacaciones puede parecer la solución perfecta para evitar el desgaste laboral de los empleados, algunos seguirán sin desconectar. Algunas empresas han tomado medidas para que lo hagan. La firma de marketing digital Elite SEM, una compañía de menos de 200 empleados, cambia las contraseñas de los empleados cuando están de vacaciones para que no puedan conectarse al sistema de la compañía ni enviar o recibir correo electrónico.

Menos del 1 % de las compañías ofrece vacaciones ilimitadas. Si empiezas ahora mismo tu empresa contará con un nuevo reclamo para atraer nuevos talentos, aumentará la productividad y retendrás a los empleados actuales. Con una política de vacaciones ilimitadas o PTO, los empleados consiguen ser responsables con su horario y pueden organizar la carga de trabajo en consecuencia. Lee nuestro último informe técnico para obtener más información sobre tiempo libre remunerado y otros beneficios flexibles aquí.




(Visited 45 times, 1 visits today)

Comments

comments