¿No sería genial si pudiéramos tener una vida saludable, feliz y productiva en el trabajo?, ¿todo al mismo tiempo?

En realidad, es casi imposible tener una productividad laboral a un 100% todo el tiempo. Todavía existen muchas evidencias que indican que fomentar la práctica de ejercicio físico en el trabajo, puede aumentar la productividad y efectividad sustancialmente.

Realizar ejercicio aumenta el nivel de endorfinas, de energía y mejora el bienestar mental y físico.

¿Cuántos empleados reciben este beneficio en el trabajo?

Imagine que su plantilla tuviera una actitud más positiva, fuera más saludable, más segura de si misma y menos propensa a ponerse enferma, ¿Sería genial, verdad?

La práctica de ejercicio afecta directamente al funcionamiento del cerebro, atrayendo beneficios cognitivos que mejorarán el rendimiento del personal y por lo tanto del negocio.

Otros beneficios que se puede mencionar son:

Aumento de la memoria

Hay estudios que han demostrado que el hipocampo – la parte de la estructura cerebral asociada con el aprendizaje y la memoria – crece a medida que las personas se ponen en forma.

Mejora de la concentración

Según una investigación, la atención de los alumnos en escuelas holandesas mejoró cuando se introdujeron ejercicios de 20 minutos aeróbicos entre lecciones de la asignatura impartida.

Por otra parte, en EE.UU. los niños que formaron parte de la asignatura de educación física, al cabo de un año, a parte de estar más sanos, estaban también mucho más concentrados y eran capaces de ignorar las distracciones, realizaban multitareas y manejaban la información de manera más efectiva.

Mejora de la creatividad

¿Te parece incorrecto que la plantilla salga a dar un paseo o tomen un café después de almorzar?

Es interesante saber, que hay investigaciones realizadas por psicólogos Estadounidenses que descubrieron que dar un paseo, sea en cinta o al aire libre, impulsaba el pensamiento divergente – la parte del pensamiento creativo, responsable de la generación de ideas.-

Dejando de lado a los beneficios cognitivos, los trabajadores que practican actividades fìsicas regularmente también tienen su estado de ánimo mejorado y un bajo nivel de estrés, lo que no solo ayuda en la disminución del absentismo, sino también en la retención de talento.

Más ejercicio, más productividad

Es fácil pensar que, cuando los empleados están ahí sentados en sus sillas o trabajando diligentemente en una línea de producción, está en su estado más productivo. Después de todo, parecen productivos, ¿no?

Puede que ustedes piensen que tiene más sentido hacer que la gente haga ejercicios en su tiempo libre, y no, cada vez más las evidencias sugieren que pueda ser beneficioso dejar que los empleados se ejerciten durante el día.

Una investigación realizada por Leeds Metropolitan University demostró que las veces que los empleados fueron al gimnasio en el horario de trabajo, también planificaron su tiempo de manera más efectiva.  Estos trabajadores reportaron que eran más productivos y que interactuaban más con los compañeros. También dijeron que se sentían más satisfechos al final del día de trabajo realizado.

Entonces, aunque pueda parecer contraproducente ver la plantilla ir al gimnasio en horario laboral, existen buenos motivos para dejarles ir.

Fomentar la vida saludable a sus empleados

Si no tiene presupuesto suficiente para construir una sala de con las maquinas de gimnasios en la propia oficina, existen diversas maneras de ayudar a los empleados a ponerse/mantenerse en forma.

Puede empezar con cosas sencillas, tales como motivar a los empleados a subir las escaleras en lugar de usar el ascensor. Incluso, sería una buena idea hacer «walking meetings».

Les ofrecemos sugerencias de maneras relativamente sencillas, para ayudar la plantilla a ser más saludable:

  1. Formar equipos deportivos / hacer una liga de empresa es una manera especialmente buena de promover el bienestar. Más allá de la parte saludable, ayuda también a construir relaciones más fuertes entre ellos mismos.
  2. Participar en carreras o desafíos solidarios. Ayudarán a una buena causa y, como un plus, es posible generar contenido para el área de RRPP de la empresa. ¿Una buena idea, verdad?
  3. Incentivar a la gente a ir en bicicleta al trabajo. Existen grandes beneficios al hacerlo, según estudios la tasa de absentismo de un empleado es acerca de 4,5 días/año, en cambio, la tasa de los que van en bicicleta es de 2,4 días/año. ¿Sorprendente?

¿Por qué no estudiar también otras opciones, como un beneficio corporativo de gimnasios/centros deportivos? Esta opción, no sería un gasto, sino una inversión a corto plazo, al fin y al cabo podrá observar una plantilla más saludable, en forma y motivada, reduciendo también el turnover.

¿Quiere lo mejor para sus empleados? Descubra cómo Gympass puede ayudar a aumentar la productividad de su plantilla.

(Visited 329 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: América Latina (MX, CL, AR) Brasil Deutschland France Italia United Kingdom United States