Es importante ofrecer a los empleados un buen seguro de salud, aunque no sea obligatorio en diversos sectores. Este tipo de beneficio trae tranquilidad y permite que los empleados puedan enfocarse en su trabajo, por no mencionar el factor de motivación que atrae y retiene talentos.

La calidad de vida del empleado se ve reflejada directamente en su productividad y en la excelencia de producción en las organizaciones, impactando de forma positiva en el negocio.

El seguro de salud representa una importante parte del presupuesto de la empresa.  En tiempos difíciles el área de RRHH de todas las empresas se enfrentan a un verdadero desafío para mantener las cuentas equilibradas y al mismo tiempo preservar la calidad de los servicios ofrecidos a los empleados.

Por lo tanto, es esencial buscar soluciones alternativas y adoptar medidas que ayuden en el control de estos gastos. ¡Aprende más sobre este tema en el artículo de hoy!

La gestión es primordial

Es importante gestionar las cuestiones relacionadas con el seguro de salud corporativo, los departamentos de RRHH y salud tienen que ser organizados y adoptar un enfoque orientado a los resultados.

Es por esto que escoger un proveedor que ofrece el menor precio en última instancia, puede no ser suficiente.

Las empresas deben tener acceso a información sobre la cual basar sus acciones diversificadas que finalmente resultará en cambios efectivos y positivos para todos.

Para diseñar tales planes de impacto, en primer lugar es necesario hacer un diagnóstico preciso, con detalles de los perfiles de beneficios y de los empleados. Sólo así las empresas podrán ver alguna mejora en la relación coste-beneficio.

Prevención es siempre la mejor solución

El elemento clave para controlar los costes relacionados a la salud es invertir en medidas que sean capaces de promover calidad de vida. Así, a la vez de simplemente darles cuidados en ocasión de enfermedades, la empresa trabaja para prevenir activamente que eso ocurra, mitigando en última instancia la tasa de uso del seguro médico.

Es esencial estructurar programas dirigidos al bienestar del empleado, lo que puede incluir diversas iniciativas sencillas y efectivas que indudablemente benefician las personas y el negocio.

El primer paso puede ser la promoción de la práctica de actividad física. Ejercitarse ayuda a disminuir significativamente las incidencias de enfermedades, asegurando que los empleados se sientan más enérgicos y productivos tanto personal, como profesionalmente. Para las empresas, asociarse a gimnasios es una buena opción a ser considerada. Esto permitirá planes personalizados de actividad física de una manera más rápida y práctica, que encajen con el presupuesto disponible.

Vacunación y programas de alimentación sana, así como apoyo emocional a ETS (enfermedades transmitidas sexualmente) están entre las acciones que pueden ser llevadas a cabo por el departamento de salud. Lo más relevante es encontrar partners serios, que tengan experiencia, sean trabajadores y profesionales cualificados, preferentemente en el área corporativa.

Escoge el método de copago para el seguro de salud del empleado

Una alternativa para reducir los costes del seguro es el copago. Este método permite que los valores de visitas a los médicos, exámenes médicos o procedimientos sean divididos entre el empleado y la empresa.

Aunque no sea la solución definitiva para los problemas de presupuesto, así se hace posible mantener la cobertura del seguro y la calidad de la atención médica sin aumentar los gastos.

Esta modalidad de facturación puede también educar al empleado en el uso apropiado del beneficio, de modo que se use correctamente y sea más valorado.

Fomenta el buen juicio en el uso del beneficio

Invierte tiempo para aumentar la conciencia colectiva entre los empleados sobre el uso de los recursos del seguro de salud. A través de acciones específicas, como la atención, la cobertura y el uso de la visita de retorno del médico, que es de hasta X días (puede cambiar dependiendo del proveedor) después de la primera, así como la importancia de no permitir que un tercero use el seguro del empleado. No puedes olvidar que, como se trata de un beneficio colectivo, cuando un empleado utiliza el seguro, todos los demás pagan por ello. Por lo tanto, debe considerarse que un número excesivo de consultas, exámenes médicos y terapias puede resultar un aumento en los pagos mensuales por parte del proveedor de atención médica.

Como hemos mencionado anteriormente, algunas otras acciones pueden llevar a una disminución de los gastos con el seguro sin afectar la calidad del servicio ofrecido, estas aseguran que las empresas pueden mantener los beneficios y también contribuir para un aumento de la productividad y bienestar en el entorno laboral. Eso mantendrá a todos saludables: empleados y empresa.

Por favor recuerda: lo más importante es crear una cultura organizacional enfocada a la prevención y conciencia acerca de la salud.

¿Cómo lleva tu empresa este tema? ¡Comparte tus comentarios con nosotros!

¿Quieres invertir en un programa de salud para tus empleados? ¡Ponte en contacto con nosotros y entérate sobre nuestros planes!

(Visited 37 times, 1 visits today)

Comments

comments

This post is also available in: América Latina (MX, CL, AR) Brasil Italia United Kingdom United States