Nuestro Senior Marketing Executive, Manuel Gil, escribió este artículo que se ha publicado en el eBook de «El gimnasio del futuro» gracias a la organización de MAS en Web en Futurizz 2017.

Cada vez más, los usuarios demandan nuevas plataformas para poder practicar deporte de manera personalizada con una capacidad de elección casi “ilimitada”.

El deporte se lleva practicando desde el principio de los tiempos. Por ello, las marcas no debemos (ni podemos) cambiar los hábitos de cada usuario en particular, sino adaptarnos a ellos y hacerles la vida más fácil. Según el Consejo Superior de Deportes (CSD), en los últimos dos años, más del 50% de personas mayores de 15 años practican algún tipo de deporte en nuestro país y todo apunta que esta cifra seguirá incrementando durante los próximos años.

Desde el nacimiento de las Apps y Wearables la práctica del deporte se ha transformado completamente. Los usuarios pueden medir casi cualquier aspecto de su actividad deportiva dando lugar a la creación de un nuevo perfil de consumidor más exigente, impaciente y experto. Por esta razón, la industria del deporte ha tenido que reinventarse (de nuevo) para adaptarse a la demanda actual y no perderse en la vorágine deportiva que está por venir en un futuro no muy lejano.

¿Y la experiencia? ¿Es suficiente con crear un producto que se ajuste a las necesidades de los nuevos demandantes? La respuesta es clara: NO. El consumidor demanda nuevas experiencias que complementen su actividad deportiva y supongan nuevos estímulos que le motiven a practicar sus deportes favoritos.

Desde Gympass hemos advertido una suma de factores que, en su conjunto, forman las demandas actuales del consumidor y  con ello, entender mejor cuáles serán las necesidades del futuro. Actualmente, las empresas se están enfrentando a retos cada vez más complejos para mejorar el lugar de trabajo. Los departamentos de RRHH siguen invirtiendo en nuevos programas que reduzcan los costes de salud y mejoren el entorno laboral de acuerdo a las necesidades de la empresa.

Según la Society for Human Resource Management (SHRM), existe una preocupación importante en las compañías en relación a la productividad y retención de talentos, ya que los costes del absentismo suponen entre un 10-22% de los costes de las nóminas de sus trabajadores, lo que afecta negativamente a la competitividad de la empresa. La solución que algunas multinacionales han tomado para solventar este problema, ha sido la creación de gimnasios o “espacios” propios  dirigidos a la actividad física. Podríamos pensar que es una buena iniciativa si no fuese por dos puntos especialmente negativos: obligamos al uso de un sólo centro y los trabajadores de otras zonas o ciudades no tienen acceso a estos beneficios.

En Gympass, compañía líder a nivel mundial en Wellness Corporativo hemos conseguido identificar las 3 razones por las que las empresas no consiguen ofrecer una experiencia óptima a sus empleados: ofrecer un uso ilimitado, democrático y universal.

¿Por qué limitar el uso de la actividad física de los empleados? Existen tantos tipos de actividades físicas que resulta imposible para una persona poder probar todas las que le gustaría sin incurrir en un gasto desorbitado. Recordemos que los centros deportivos actuales ofrecen un número bastante limitado de variedad de clases…

¡Igualdad para todos! Este es uno de los lemas que rezan la mayoría de empresas actualmente pero, ¿actúan en consonancia con el mensaje? Claramente no es así en la mayoría de casos. Todos hemos sufrido en carnes propias como compañeros de otras zonas o ciudades disfrutan de privilegios únicamente por su situación geográfica o zona de trabajo.

Con toda esta información, ¿por qué no ofrecer un producto que comprenda todos estos factores y los unifique en un único producto? El gimnasio del futuro empieza a coger forma y la experiencia de uso está al alcance de cualquiera. Desde Gympass hemos desarrollado un producto disruptivo que teje los hilos de lo que está por venir y, sin lugar a dudas, tendrá un papel fundamental en el desarrollo de los gimnasios del futuro.

Con nuestros planes corporativos ofrecemos un beneficio a las empresas para amplificar la experiencia hasta el punto que cualquier empleado pueda elegir, de manera 100% digital, que tipo de actividad física quiere realizar, en qué momento, lugar y todo esto a unos precios muy por debajo del mercado. Todo esto se realiza a través de un copago entre la compañía y el empleado, por lo que existe un alto valor percibido por el mismo. Por supuesto, el producto está adaptado también para usuarios individuales que deseen disfrutar la experiencia completa de la plataforma.

Todavía existen muchas incógnitas sobre cómo será el gimnasio del futuro a nivel operativo y funcional. Lo que sí que tenemos claro es que ofrecer una experiencia de uso 360º será determinante en la selección de un producto u otro.

(Visited 127 times, 1 visits today)

Comments

comments