En tema de liderazgo y eficiencia Stephen Covey es el referente mundial, reconocido por la revista Time como uno de los 25 americanos más influyentes. En su principal obra, «7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva», nos muestra y expone estos hábitos como universales y atemporales.
Covey nos pide que miremos desde adentro hacia afuera. Cree que la mejor inversión que uno puede hacer es mejorarse a sí mismo, creando hábitos que le hagan mejor persona y favorezcan su relación con las demás personas. En su obra nos presentó una forma para cambiar nuestros paradigmas, al proponer nuevos hábitos para escapar de la rutina y centrarnos de una manera más eficaz en la consecución de nuestros objetivos.
Los tres primeros hábitos tratan del autodominio y están orientados a lograr el crecimiento de la personalidad para obtener la independencia.

image1

          Los 3 siguientes tratan de las relaciones con los demás, trabajo en equipo, cooperación y comunicaciones. Están orientados a lograr la interdependencia entre las personas y equipos.

image2

             El séptimo hábito consiste en tomar tiempo para afilar la sierra, es decir, parar un momento y pensar en cómo mejorar. Engloba todos los otros hábitos del modelo de los siete ya que es el que los hace posibles. El Séptimo hábito es la capacidad personal de renovar las cuatro dimensiones de la naturaleza humana: la física, espiritual, mental y la social o emocional. El Séptimo hábito es la capacidad de renovarse a sí mismo.

image3

             En 2004, 15 años después de «7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva»,  Stephen publicó el octavo hábito, teniendo en cuenta el gran cambio que había pasado entre esos años. Para Covey la «nueva era», la «era de la información», es necesario innovar, liderar y alcanzar la excelencia, debemos avanzar más allá de la efectividad, debemos ir hacia la grandeza. Ser efectivos como individuos y como organizaciones ya no es una elección en el mundo de hoy: es imprescindible entrar en el terreno de juego.

image4

               Según el autor, el reto esencial de nuestro tiempo es encontrar nuestra propia «voz» e inspirar a los demás para que encuentren la suya, siempre considerando la complejidad real de las actividades humanas. Covey propone un camino claro y directo para aprovechar todo el potencial del «conocimiento», como define, en la nueva era en la que ya estamos inmersos. En eso consiste el «Octavo hábito».

(Visited 1.092 times, 1 visits today)

Comments

comments